La realidad dentro del aula: trabajamos el Aprendizaje Basado en Problemas en economía de 1º Bachillerato

Antes de comenzar contenidos nuevos de la tercera evaluación en Economía de 1º Bachillerato, hemos dedicado dos clases a interpretar, desgranar y entender noticias de actualidad relacionadas con lo visto hasta hoy.

El Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) es un método pedagógico que implica a los estudiantes en su propio aprendizaje. Durante siglos la educación ha estado basada en la transmisión de conocimientos de profesores a estudiantes, donde los segundos eran receptores pasivos. Los primeros cambios llegaron a finales del siglo XX con la aparición de métodos pedagógicos, como el ABP, donde el alumno es protagonista activo de su aprendizaje.

 

El Aprendizaje Basado en Problemas tiene dos importantes efectos positivos, que permiten un aprendizaje autónomo y profundo que ayuda a formar graduados con capacidades imprescindibles para la vida profesional:

  • Facilita la comprensión de las situaciones reales de una forma analítica.
  • Permite la adquisición de numerosas competencias útiles para la vida profesional.

Además, tiene notables ventajas sobre la enseñanza tradicional:

  • Permite un análisis más profundo de las situaciones planteadas.
  • Identificación de las cuestiones más relevantes
  • Comprensión a través de las lecturas que los propios estudiantes identifican
  • Integración de todos los conocimientos necesarios para resolver el problema.

Y permite aprender múltiples competencias generales que no se limitan a una disciplina y que serán de gran importancia para la vida profesional futura:

  • Comunicación oral
  • Comunicación escrita
  • Capacidad analítica
  • Trabajo de grupo
  • Gestión del tiempo
  • Distribución de tareas
  • Búsqueda de información
  • Pensamiento crítico

El método facilita también la integración de diferentes disciplinas, por lo que se evita compartimentar el conocimiento como suele suceder en los estudios tradicionales. En Economía de 1º Bachillerato hemos trabajado sobre la actualidad del mercado de trabajo, el desempleo, la pérdida de confianza de los consumidores, el descenso del PIB o los Presupuestos Generales del estado y su relación con la crisis actual.