Educación Infantil

Trabajo por rincones en infantil

REFLEXIÓN SOBRE LOS RINCONES DE TRABAJO

Los rincones de trabajo son una opción metodológica con una dilatada tradición en la escuela infantil que se emplean en combinación con otras formas de organización y gestión del aula.

Son espacios delimitados y concretos, ubicados en las aulas o su entorno más próximo

(aprovechamiento de pasillos, corredores,…), donde los niños y niñas trabajan simultáneamente, de forma individual o en grupo. Estos espacios están diseñados de manera que se trabajan las diferentes áreas de desarrollo de los niños, mediante el planteamiento de materiales, actividades y retos que despiertan el interés y la motivación.

La organización del aula por rincones de trabajo es una estrategia pedagógica, que tiene como objetivo la participación activa del niño y niña en la construcción de sus conocimientos, potenciando la libertad de elección, en el descubrimiento y en la investigación.

Tener rincones en el aula posibilita diferenciar ritmos y niveles de aprendizaje, estimular el trabajo autónomo, el asesoramiento y ayuda individual y el desarrollo de la cooperación entre iguales.

Con respecto a los contenidos, cada rincón de trabajo se diferencia de forma disciplinar, y está configurado por el propio concepto de rincón de trabajo y depende, en gran medida, de los materiales que se propongan en cada uno de ellos.

Por lo general los materiales deben ser asequibles, limitados (demasiadas cosas aturden y despistan), estéticamente vistosos y agradables, favorecedores de la autonomía, ordenados y fácilmente identificables.

Con respecto a la puesta en práctica de los rincones de trabajo como metodología se pueden considerar dos opciones bien delimitadas:

a) Una primera en la que los rincones de trabajo son complemento de la actividad del aula, esto es, no modifican la organización, ni el horario.

b) O bien planteados como un contenido específico, por cuanto suponen una organización horaria y mecanismos organizados

En cualquiera de los casos los rincones de trabajo suponen, en la escuela infantil, un valiosísimo entorno de aprendizaje preparado, una gran fuente de motivación y reto y un escenario de diversidad de contenidos y tipos de actividades, enfocado a la exploración, experimentación, acción y expresión autónoma.

M. Ángeles Bouso