Cuidar las emociones en unas Navidades diferentes

«La ilusión también es contagiosa»

  • Cynthia de la TorreCynthia de la Torre, responsable del Programa de Pensamiento Emocional del Colegio Zola Villafranca, ha abordado la importancia de gestionar las emociones en estas fechas y sacar los aspectos más positivos en un contexto tan diferente al de otros años.

 

Cynthia de la Torre, responsable del Programa de Pensamiento Emocional del Colegio Zola Villafranca, ha impartido este viernes el webinar “Pensamiento emocional ante unas Navidades especiales”, en el que ha abordado cómo afrontar en familia algunas de las situaciones que pueden darse en estas festividades tan especiales.

En este sentido, ha recordado lo importante que es expresar cómo nos sentimos para que también nuestros hijos aprendan a hacerlo. Asimismo, destacó que la “ilusión también es contagiosa” y que si pone el foco en lo que sí vamos a poder hacer, en lugar de lo que no vamos a poder hacer, eso contribuirá a crear un clima positivo que nos servirá para crecer desde el punto de vista emocional.

Resaltó, además, la importancia de entrenar la empatía y la asertividad a la hora de buscar el bienestar emocional de la familia, así como de dedicar 5 minutos al día a practicar mindfulness con el objetivo de centrarnos en el presente.

A continuación, se incluyen algunas de las pautas que ha compartido:

  • Disfrutar en familiaComunicación positiva en el hogar:
    • Focalizar en los que sí podemos hacer: buscando alternativas de ocio, un mayor contacto con la naturaleza…
    • Dar explicaciones claras sobre la situación: recordando las normas de higiene y de salud, explicando por qué se va a ver a determinados familiares o por qué no y qué pautas se van a seguir para ver a los abuelos y personas de riesgo en el caso de que se decida hacerlo.
    • Anticipar y preparar a los niños antes de los eventos, para que sepan cómo van a ser estos días y tengan certezas y no incertidumbres, reduciendo así su nerviosismo.
  • No caer en el exceso de regalos:
    • Establecer pautas previas con familiares para que prevalezca la calidad del juego sobre la cantidad.
    • Regalar tiempo y experiencias, por ejemplo con actividades manipulativas o cocina creativa, con materiales naturales y con juegos no estructurados.
  • El duelo: dar espacio a la tristeza y a la pérdida para generar homenajes, agradecimientos y despedidas.
  • Sacar provecho de las nuevas tecnologías para poder estar cerca de las personas que están lejos o que no podremos ver en estas fechas.
  • Establecer hábitos y rutinas para las vacaciones aprovechando las horas de sol y con planes deportivos y al aire libre y, según su edad, sacando un tiempo para el estudio.
  • No compensar la falta de socialización con pantallas:
    • Dar prioridad a las actividades diarias básicas: respetando los horarios diarios para comer y dormir, así como para realizar las obligaciones domésticas, teniendo especial cuidado en no dejarse llevar por el impuso del uso de internet y dispositivos online.
    • Generar acuerdos evitando el enfrentamiento: usando la mediación y una comunicación positiva.
    • Usar pactos familiares en los que se intercambien actividades de otra índole, especialmente deportivas, por ejemplo por bonos de tiempo de juego online.