Escuela Infantil

Las luces y las sombras crean una magia única y especial

Las luces y las sombras crean una magia única y especial, una atmósfera de sorpresa, de mezcla de asombro y emoción que se convierte en todo un acontecimiento en el aula.

Para los niños pequeños poder manejar estas pequeñas linternas con las que pueden experimentar, se convierte en una actividad maravillosa en la que pueden hacer y deshacer, encender y  apagar, disfrutando con el juego pero participando sin saberlo, en una actividad de aprendizaje máximo.

Las luces y sombras son de naturaleza huidiza, etérea, visible pero no palpable. Inspiran fantasías, desatan la imaginación, estimulan la creación de imágenes mentales y les gustan muchísimo.

Son una herramienta educativa que genera muchísima motivación en el aula y que nos ofrece muchas posibilidades:

  • Desarrollar su creatividad y la imaginación.
  • Superar los miedos a las sombras y a la oscuridad a través de su comprensión.
  • Desarrollar la atención y la observación.
  • Empezar a desarrollar el pensamiento abstracto.
  • Provocar la expresión corporal, para desatar el movimiento de las manos, del cuerpo, para improvisar historias bajo el anonimato de la oscuridad y descubrir la luz que se oculta en objetos y pinturas.
  • Desarrollar sus habilidades plásticas.
  • Favorecer que los niños sean observadores de detalles.
  • Trabajar el vocabulario y el lenguaje mediante la representación.
  • Invita al juego y la experimentación.
  • Trabaja y agudiza los sentidos.
  • Les abre a las emociones, a ser ingenioso y a resolver, usando estrategias.
  • Desarrollo de la comunicación tanto verbal como no verbal.
  • Posibilitan aprendizajes y conceptos: forma, tamaño, etc.