El mapa de la empatía para nuestros hijos

EL MAPA DE LA EMPATÍA PARA NUESTROS HIJOS

Hace tiempo, la empresa de pensamiento visual XPLANE desarrolló este mapa con el fin de mejorar las técnicas de venta, partiendo del mejor conocimiento de sus clientes. Entonces, si se basa en el mejor conocimiento de las personas…. ¿Por qué no utilizarlo como guía para nuestros hijos?

empatia

1. QUÉ PIENSA Y SIENTE NUESTRO HIJO. Es importante conocer que es lo que realmente le importa, cuáles son sus interesases, sus preocupaciones, sus motivaciones, en definitiva lo que le mueve a pensar y sentir.

2. QUÉ VE. Esto hace referencia al entorno que le rodea: que personas forman su entorno, en qué contextos se mueve, etc.

3. QUÉ ESCUCHA. También hará referencia a su entorno, pero en esta ocasión debemos analizar cuáles son los mensajes que le llegan a nuestro hijo. Debemos descubrir que personas son más influyentes en él/ella, si los mensajes que le llegan son positivos o no tanto, si también le llegan mensajes por redes sociales, etc. Exploremos su contexto: colegio, familia e iguales, y analicemos cuales son los mensajes que recibe.

4. QUÉ DICE Y HACE. Para conocer bien a nuestro hijo vamos a observarle, sepamos cómo se comporta, tengamos en cuenta las personas con las que se relaciona, descubramos si lo que hace y dice corresponde con lo que piensa….

5. QUÉ LE FRUSTRA. Otro aspecto que debemos conocer de nuestro hijo es el miedo. ¿Verbaliza sus miedos? ¿Sabemos qué cosas son las cosas que le frustran? ¿Conocemos que percibe él/ella como obstáculo?

6. QUÉ LE MOTIVA. La motivación será aquello que le mueva. Conozcamos cuáles son sus objetivos, sus necesidades o sus deseos; si cuenta con todo aquello que es necesario para satisfacer sus necesidades, tanto personalmente como en su entorno.

Una vez hallamos descubierto estas 6 dimensiones que configuran el mapa de la empatía, ya estaremos preparados para ayudar a nuestro hijo/a, para ponernos en su lugar y poder entender su propia realidad. ¿Para qué? Para poder ayudarle cuando lo necesite, para poder transmitirle comprensión y confianza, y en definitiva para poder ponernos en sus zapatos cuando nos necesiten.