Inteligencia Emocional

Salir de Casa: Una experiencia emocionalmente positiva para nuestros hijos

Cuatro claves para favorecer una experiencia emocionalmente positiva

*Elaborado por el departamento de Orientación, equipo Pensamiento Emocional.

 

1.  UTILIZAR LA COMUNICACIÓN POSITIVA Es importante explicar a nuestros hijos/as las normas que van a regir nuestras salidas en estos días, y para ello, debemos usar la comunicación positiva para no infundir miedo ni angustia. Por ejemplo: 

  • Nos vamos a lavar las manos antes y después de salir. 
  • Llevaremos mascarillas para ir más tranquilos. 
  • Siempre irá un adulto acompañándote. En el caso de nuestros hijos más mayores (11-13 años) debemos explicarles bien porqué han de ir acompañados cuando antes, probablemente, ya salían solos a la calle. 
  • Podemos jugar, correr, saltar, llevar el patín… aunque no iremos al parque. 
  • Podemos saludar a los amigos que nos encontremos, pero desde lejos. 
  • Cuando acabe el tiempo que hemos marcado (podemos utilizar la alarma del móvil) deberemos volver a casa, felices por el rato que hemos pasado fuera. 

Dado que se trata de niños, es muy probable que tengamos que recordar estas normas antes de cada salida.

2. MOSTRAR EMPATÍA Y ASERTIVIDAD. Debemos recordar que nuestros hijos tienen en su mente la imagen de la calle tal y como la conocían antes de esta situación de alerta sanitaria, cuando salgan notarán muchos cambios (poca gente y usando mascarillas, mucha distancia entre personas, pocos coches, colas en supermercados, etc.). Es importante entender lo que pueden sentir al ver una realidad diferente y contestar de forma asertiva a cuantas preguntas puedan tener

Es importante evitar en nuestro recorrido aquellos estímulos que puedan generar emociones negativas en nuestros hijos, por ejemplo, si sospechamos que pasar por delante del parque puede afectarle (incluso generarle una rabieta), mejor escoger otro camino.

3. VENCER EL MIEDO. Si nuestro hijo/a muestra miedo o ansiedad a salir no debemos forzarle, es importante que respetemos su emoción y le demos la seguridad necesaria para que salga en otro momento en el que se sienta mejor. Debemos tratar sus ideas militantes (ya sean del propio virus, de si alguien le va a regañar por salir, etc.) de una forma positiva y cariñosa, pero sin quitarle importancia a lo que sienten. Es fundamental que averigüemos cual es el objeto de su miedo para ayudarles a desmontarlo, y que le hablemos de lo que sentimos nosotros también, pero siempre desde las emociones positivas como la superación y la positividad…con esto conseguiremos que se contagie y gane fuerzas.

4. CERRAR LA SALIDA CON POSITIVIDAD Una vez volvamos a casa debemos hablar sobre la salida, recalcando los aspectos más positivos de la misma…lo que más nos ha llamado la atención, lo que más nos ha gustado, las emociones que hemos experimentado. Verbalizar las emociones positivas que sentimos ayudará a nuestros hijos a asumir los cambios que estamos viviendo estos días de una forma natural. Aprenderán a disfrutar con tranquilidad de las próximas salidas, manteniéndose sanos metal y físicamente.

Para conocer artículos relacionados pincha aquí