Claves de nuestro ‘Atelier de Creatividad, Arte y Emociones’

El curso pasado arrancó nuestro ‘Atelier de creatividad, arte y emociones’ para la segunda etapa de Infantil (3 a 5 años).

Esta iniciativa está inspirada en la metodología activa de la Escuela Reggio Emilia, una experiencia educativa que surgió en 1945 y que está reconocida mundialmente como una de las mejores propuestas educativas para primera infancia. Además, la Escuela de Educación de Harvard la estudia como modelo de grupos de aprendizaje.

El ‘Atelier de Creatividad, Arte y Emociones’ del Colegio Zola Villafranca funciona como un laboratorio donde los niños desarrollan sus ideas y proyectos de investigación a través de lenguajes expresivos. Según explican los promotores de esta iniciativa, “la expresión artística ayuda a los niños a crecer como personas, trabajar la sensibilidad, expresar las emociones, los sentimientos y todo aquello que el niño guarda en su interior”.

De esta manera, a través de metodologías innovadoras, el alumno aprende experimentando, creando, etc., de manera que se fomenta el desarrollo de las siguientes competencias: ser autónomos, pensar y comunicar,  descubrir y tener iniciativa y convivir. Los niños se convierten en los dueños de su propio aprendizaje, y el ‘atelierista’ funciona como un artista plástico/a que diseña el espacio y los materiales y guía al menor en su uso.

Loris Malaguzzi, maestro y pedagogo, fue el iniciador e inspirador de la metodología educativa de las escuelas de Reggio Emilia y describió el taller “como un lugar construido para manipular, investigar, experimentar, trabajar y unir cada uno de los lenguajes verbales y simbólicos”.

El Colegio Zola Villafranca desarrolla un proyecto global de “Creatividad, Arte y Emociones”, dentro del que se sitúa este taller. Además, cuenta con Bachillerato de Artes (especialidad Plástica), Escuela de Música y Escuela de Danza.